15/9/18

Marionetas de Dios

La partida de ajedrez está por comenzar. Todo esta  preparado para la batalla armada en ese tablero blanco y negro en la que se odian dos colores. Solo faltan las manos señaladas de los jugadores que moverán las piezas como si fueran marionetas gobernando sus destinos. Pero también ellos son marionetas de Dios en otro tablero de negras noches y blancos días, en una trama de polvo, tiempo, sueños y agonías.


Inspirado en los sonetos Ajedrez
de Jorge Luis Borges.

No hay comentarios:

Publicar un comentario