13/6/17

El ajedrez de la vida

Son pocas las piezas de dos colores
que están en el tablero despoblado.
Quedan un rey postrero en cada lado
torres y unos peones agresores.

Sufriendo los jaques acosadores
al final un rey triunfa alborozado.
Mas por la lucha que ha desarrollado
son muy breves momentos seductores.

También en el devenir de los días,
los hombres son felices al vencer
en sus claras y oscuras biografías.

Pero igual que el rey deben padecer,
y al fin de sus vidas las alegrías
son sólo instantes del acontecer. 










Finalista I Concurso Sonetos Rafael Alberti.
Incluido en el libro  Hikus y Sonetos XI.
Letras como Espada. España. Junio 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario