15/9/20

Piezas de ajedrez desconcertadas

El niño ha sacado de la caja las piezas de ajedrez. Aún no sabe jugar, pero le encantan sus fomas y texturas. Juguetea con ellas al azar, o se las lleva a la boca, hasta que finalmente las junta en sus manos y mientras se ríe a carcajadas, las va dejando caer sobre el tablero. Y es allí, cuando al disperarse sobre el tablero, las piezas se desconciertan. Entonces, las damas acosan a los peones, las torres se parapetan tras los caballos y los reyes cosquillean caprichosos a los alfiles.


 

 

 

 

 

 


 

Finalista VI Concurso de Micorrelatos. Reloj de sol.

Publicada en el libro: El color de las nostalgias.

Letras como Espada. España. Septiembre 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario