17/11/11

Sueños de triunfo

En el negro y blanco del tablero
las piezas resplandecen
entre un errante laberinto
de sutiles combinaciones.

Y aunque sus sueños
parecen lejanos e inalcanzables,
la ansiedad de triunfo
los ilumina con esperanza.

Sin embargo, esos sueños
igual que el sol en el ocaso,
van apagándose poco a poco
entre las agónicas sombras.

Y ante el jaque demoledor
en ese ajedrez de sueños y agonía,
sólo le queda inclinar su rey
en angustioso silencio.

Pero la pena durará poco
porque aquellos sueños de triunfo
igual que el alba después del ocaso,
siempre volverán a iluminar su espíritu.


No hay comentarios:

Publicar un comentario