15/11/18

Ajedrez otoñal

Me gusta jugar al ajedrez en las tardes cálidas de otoño, viendo las hojas que se desprenden de los árboles y vuelan indefensas a merced de la voluntad del viento. Tal vez se deba al recuerdo de los gratos días de mi niñez que pasé en la casa de mi abuelo. Él me buscaba a la salida de la escuela y luego de almorzar, por las tardes jugábamos al ajedrez en el jardín, entre la leche chocolatada con vainillas y las hojas amarillentas de los árboles que caían sobre el tablero. 











Finalista III Concurso de micronarrativas: Otoño.
Incluido en el libro: En la distancia.
Concursos Literarios en Español. España. Noviembre 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario