27/2/20

Ajedrez salvador

Estaba esperando el arribo del equipo de rescate, mientras caía la noche en un refugio de la montaña. Como el frío se fue haciendo cada vez más intenso buscó unas leñas para hacer un fuego, pero como estaban húmedas no podía encenderlas. Entonces recordó que en su mochila guardaba un pequeño juego de ajedrez portátil de plástico, que era fácilmente combustible. Cuando despertó en el hospital, le dijeron que el juego de ajedrez le había salvado la vida.
 
















Seleccionado VII Concurso de Microrrelatos.
Publicado en el libro: Inspiraciones Nocturnas.
Diversidad Literaria. España. Febrero 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario