25/7/20

Premio a la trayectoria

Cuando el abuelo llegó de hacer unas compras, su nieto que recién había llegado de la escuela, estaba sentado en el sofá mirando un viejo álbum familiar de fotografías. Estaba tan ensimismado en la contemplación, que daba la impresión de que trataba de constatar algo que de pronto lo habría sorprendido.
¿Estás buscando algo en el álbum? le preguntó el abuelo intrigado.
Al verlo el nieto se incorporó con ansiedad, pero tardó varios segundos en responderle.
Hoy en la clase de ajedrez el maestro nos ha hablado de vos, abuelo —, le dijo finalmente, mirándolo a los ojos con cariño y admiración, sin darse cuenta que en esos precisos momentos, le estaba dando a su abuelo una de las más conmovedoras satisfacciones que había recibido en su larga trayectoria ajedrecística.


No hay comentarios:

Publicar un comentario