23/7/19

Mancha sospechosa

Siempre tuvo una sospecha la que se incrementó cuando comenzó a aparecer en el diario un anuncio de una joven buscando a su padre, donde solicitaba que la llamen por teléfono los hombres de más de cincuenta años que tuvieran alguna mancha en el cuerpo en forma de un peón de ajedrez .
Por fin se decidió a llamar y cuando la chica le dijo que era ajedrecista y tenía una mancha con esa forma a un costado del cuerpo, el maestro de ajedrez luego de una breve charla colgó el teléfono sin dudar un instante. El corazón le latía aceleradamente cuando se dirigió al laboratorio para realizar la prueba de ADN.


No hay comentarios:

Publicar un comentario