12/8/19

Ajedrez, sexo y alcohol

Era un destacado maestro de ajedrez al que habían contratado para dictar un curso de especialización a un grupo de aficionados en un Club de la Ciudad.
Al comenzar la exposición, luego de una breve introducción, el maestro les recomendó a los asistentes que para llegar a ser un buen jugador de ajedrez, era necesario no tener sexo, ni beber alcohol antes de las partidas. Se hizo un pequeño silencio y fue allí cuando uno ellos aprovechó para increparlo .
– Pero la otra noche cuando Ud. jugó la partida definitoria del torneo regional, lo vi salir del hotel alojamiento de la esquina para dirigirse al Club acompañado de una hermosa dama y justo antes de comenzar a disputar el juego, estuvo bebiendo con ella unas copas en la barra del bar.
– Efectivamente fue así –afirmó el maestro.
– Entonces, ¿por qué nos hace a nosotros esa recomendación?
– Sencillamente porque esos hechos fueron la causa que me hicieron perder aquella partida.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario